Jugadores:

Mínimo 2.

Necesitamos:

Un suelo de tierra.
Canicas (una por jugador).

1.Cavamos un mini-hoyo en el suelo: este agujero es el Guá.

2.Ahora trazamos una línea a unos 5 metros del Guá para determinar los turnos. Todos tiramos nuestra canica hacia el Guá: el que más se acerque, será el primero en tirar; la segunda canica más cercana será la del segundo jugador… Y así hasta que todos tengamos nuestro turno.

3.Para ganar, hay que completar un circuito de cinco etapas: Guá, Chiva, Pie bueno, Tute… y otra vez Guá.

4.Uno a uno, los jugadores deben intentar entrar su canica en el Guá, pero… ¡ojo! Las canicas siempre hay que tirarlas con el pulgar y el anular, o con el pulgar y el índice (nunca arrastrando la bola).

5.El primero que mete la canica en el Guá, pasa directamente a “Chivas”, que consiste en golpear con su canica la canica de otro jugador. (Para que sea más fácil, se puede desplazar la propia canica a la distancia de un palmo).

6.Si la toca, puede pasar a “Pie Bueno”. Es decir que, ahora, debe volver a golpear la canica del otro jugador, de manera que, entre las dos canicas, quepa como mínimo la distancia de un pie.

7.Si ya ha conseguido “Pie bueno”, puede pasar a “Tute”: tiene que volver a tocar la canica del otro jugador.

8.Finalmente, si ya ha conseguido hacer Guá, Chivas, Pie Bueno y Tute… debe volver a meter su canica en el Guá.

9.El jugador que lo consigue primero gana la partida y se queda con las canicas de todos los participantes.

¿Serás tú el ganador de todas las canicas? ¡A darle duro al Guá!

¡GANA CADA DÍA UN LOTE
NESTLÉ EXTRAFINO!

contestando a 3 preguntas sobre

LOS JUEGOS

de toda la vida

DESCUBRE TODOS los juegos